pacientes

queesuncoloproctologo

contacto

Prolapso Rectal

¿Qué es el prolapso rectal?
Consiste en la salida o exteriorización del recto, es decir, la parte final del intestino grueso, a través del ano. Puede ocurrir en ambos sexos pero es más común en mujeres y se presenta mayoritariamente en la vejez.
Puede ser de tres tipos:
Incompleta: si afecta solo la mucosa del recto (una de sus capas)
Completa: si afecta toda la pared del recto
Oculto: la parte alta del recto desciende por el ano sin exteriorizarse (sin salirse del ano)

¿Por qué se produce el prolapso rectal?
Diversos son los factores que propician la aparición de un prolapso rectal, entre algunos de ellos están:
La debilidad del músculo que sostiene al recto
Hacer esfuerzos constantes al evacuar
Estreñimiento
Intenso trabajo (pujo) durante el parto
Envejecimiento
Hereditario (se puede transmitir de padres a hijos)
Problemas neurológicos (raras ocasiones)

¿Qué síntomas se presentan en el prolapso rectal?
El síntoma más evidente es un bulto o masa carnosa que sale por el ano.
El prolapso rectal oculto, no habrá una masa de tejido que proviene de fuera del ano, pero usted puede sentir como si todavía le queda algo en el camino de vuelta después de haber vaciado las entrañas
Incontinencia fecal
Hinchazón
Úlceras con sangrado y moco

¿Cómo se diagnostica el prolapso rectal?
El medico puede hacer el diagnostico basándose en los síntomas que presenta el paciente y mediante una exploración de la zona anal. Algunas veces, cuando el prolapso es de tipo oculto, no se puede diagnosticar mediante estas formas, por lo cual el médico mandara hacer un examen especial llamado defecografía. El cual consiste en tomar radiografías cuando el paciente esta defecando. Otro estudio especial que puede pedir el médico es la manometría anorrectal, estudio que servirá para saber si los músculos que se encuentran alrededor del recto funcionan con normalidad.

¿Cuál es el tratamiento?
La única manera de tratar con eficacia prolapso rectal es la cirugía. La cirugía se realiza bajo anestesia general.
 Hay varias técnicas y vías de abordaje quirúrgico para su tratamiento. El Coloproctólogo debe orientar al paciente sobre cual es la mejor opción de cirugía bien sea por vía abdominal (incisión a través del abdomen o por vía laparoscópica) o perineal (cirugía a través o alrededor del recto). Para ello se debe tomar en consideración: la edad, la condición física, las enfermedades que sufra la persona y la magnitud del prolapso.
El éxito de la cirugía depende de corregir tanto las alteraciones del recto como la de los músculos esfinterianos. Igualmente, la corrección del hábito intestinal con ayuda de modificaciones de la dieta, es crucial para aumentar el éxito de la cirugía.